3 de abril de 2018

La antigua fábrica de gaseosas, Miret y Cía.

REFRESCÓ MALLORCA MÁS DE UN SIGLO
Por Lorenzo Miró.

La primera fábrica Miret que estuvo en la calle de la Riera

La fábrica de sifones Miret data desde 1868. Desde su inicio, además de la producción de agua soda de seltz (sifón), también se dedicó a la fabricación de palo, licores y cerveza. Sus fundadores fueron Francisco Miret Gili y Francisco Miret Carbonell. El 18 de septiembre de 1896, junto con Domingo Gallo Ferrer, constituyeron una nueva sociedad "Francisco Miret Carbonell y Compañía", ante el notario de Palma Rafael Tugores y Palou, aportando cada uno de los tres socios 45.000 pesetas y estableciendo como objeto social de la empresa la "industria de fabricación de gaseosas", según consta en la escritura mencionada.

La nueva fábrica de la calle de la Merced en 1912
Durante un largo período, la población isleña fue incrementando el consumo de las gaseosas y sifones de Francisco Miret hasta que fue necesaria la construcción de una nueva fábrica porque la antigua no daba abasto con las necesidades de la demanda. Así, un verano de 1912 tuvo lugar la inauguración de una nueva fábrica. Fue noticia en el diario local "La Almudaina", con foto incluida. En la inauguración, asistieron miembros de la alta sociedad mallorquina, así como una considerable cantidad de periodistas. Las modernas instalaciones se ubicaban en la calle del Arco de la Merced, de Palma. En la fachada había una gran letrero con el nombre del fundador de la empresa, así como la información de lo que se producía. Su profusa iluminación levantó la admiración de los palmesanos. Incluso a ser bendecida por monseñor José Miralles, que con el tiempo se convertiría en obispo de Mallorca.

Puesto publicitario temporal en el Paseo del Borne. 1925
La producción de la nueva fábrica no era tan sólo de sifones y gaseosas, sino también de cervezas, limonadas y la tan famosa cola mallorquina, la piña. La producción era ahora de magnitudes considerables: más de 2.000 sifones a la hora, que era la elaboración principal, así como más de 15.000 limonadas y piñas al día. La empresa disponía de una flota de una docena de carruajes que distribuían los productos por Palma y los pueblos cercanos. Posteriormente y para adaptarse a los nuevos tiempos, se fueron sustituyendo paulatinamente por los nuevos camiones y furgonetas que fueron yendo apareciendo en el panorama industrial de la isla y, además, se cambiaron las maquinarias de la fábrica. Hay que decir que, antes de la inauguración, el señor Miret y su equipo habían ido por diferentes países de Europa viendo el funcionamiento de las máquinas más modernas de la época para poder modernizar al máximo su empresa.



Departamento de embotellado
Con el tiempo, la fábrica se hizo pequeña. Así, el 25 de marzo de 1937, José Vidal y Miret solicitó al Ayuntamiento de Palma un permiso para la apertura de una fábrica con tienda para la fabricación y venta de cervezas, licores y gaseosas. El 16 de abril del mismo año, la inspección técnica de Sanidad del ayuntamiento informó favorablemente y le fue concedido el permiso. El nuevo domicilio sería en la calle de Uetam, 60. El 23 de junio de 1966, la "Industria de Bebidas Refrescantes Miret, SA" solicitó al Ayuntamiento de Palma el traslado por ampliación de la fábrica en la carretera vieja de Bunyola, en el Polígono de La Victoria (ahora Son Castelló), en una ubicación junto del torrente de Barbará. Como consecuencia de esta ampliación, la producción anual pasa a ser de tres millones de gaseosas y un millón de sifones. La plantilla la pasaron a formar tres directivos (antes sólo había dos), nueve administrativos (los tres de antes) y cuarenta operarios (por trece de antes). Hay que recordar que en 1958 desaparecieron los relieves en las botellas de vidrio ya que la legislación cambió y se obligó que estas llevaran inscrita el nombre, la marca, el fabricante y el número de registro. Por este motivo y con el fin de ahorrar costes, los fabricantes prefirieron poner todos estos datos en forma de litografía. Así se mantuvo hasta el año 1974, cuando gradualmente se empezó a sustituir la litografía para el etiquetado adhesivo de papel.



Cuadras de caballos para los carros de transporte.
El 4 de marzo de 1967, el Negociado de Fomento, Higiene y Beneficencia del Ayuntamiento de Palma expide un informe calificando de molesta la actividad de la fábrica mencionada. Sin embargo, se pronunció favorablemente la concesión de una nueva licencia municipal con la condición de que se tomaran unas medidas correctoras en las instalaciones: paredes y techos aislantes y impermeabilizados, una colocación de la maquinaria diferente, etc. Así pues, el 9 de marzo de 1967 se hizo efectivo el traslado de la fábrica a la carretera vieja de Bunyola.


Operarios con carros de transporte
Puig producía sus propios productos, además de sifones, gaseosas, piñas, limonadas y naranjadas, bajo la marca Miret. Incluso produjo con la marca Miret zumos naturales de naranjas de la isla entre 2001 y 2003. En 2003, la fábrica de los Puig cerró y la producción de Miret se detuvo. Se reabrió en 2004 otra vez, hasta que en el 2006 cerró definitivamente.
Pero la marca Miret se continuó produciendo y distribuyendo hasta el año 2010 por la empresa Transmallorca Distribuidora, que adquirió los derechos de la marca.  Pasó el tiempo y una de las fábricas más importantes de la competencía era la Puig, una empresa familiar de Llucmajor que crecía con fuerza. En 1986, la familia Puig adquirió la marca Miret y trasladó la producción en su fábrica de Llucmajor, donde tenían la fábrica Puig, más moderna y actualizada que la anticuada de Miret del Polígono, que cerró.

Los dueños de la fábrica con los trabajadores

Productos Miret fue el líder del mercado durante muchísimos años, sobre todo en Palma, ya que poco a poco fueron yendo surgiendo empresas de gaseosas, piñas y sifones partes Mallorca que se iban haciendo con el mercado local de la zona donde se ubicaban. En 1973 llegó a haber 131 empresas dedicadas a este negocio en Mallorca. Casi todos los pueblos tenían una fábrica propia, o incluso dos, como fue el caso de Felanitx.

La fábrica Miret en la calle Aragón con calle Uetam. 1966
En cuanto al sifón, hay que tener en cuenta que era una bebida que se pedía mucho en los bares ya que era indispensable para consumir el aperitivo local preferido de los mallorquines, el "Palo con sifón". También era obligado tenerlo en las casas particulares para hacer la no menos popular mezcla de sifón con vino tinto, que luego con el tiempo sería sustituida por el conocido "tinto de verano", que se hacía con gaseosa.

Actualmente sólo queda una fábrica de producción de sifones en Mallorca que resiste el paso del tiempo: La Paduana, localizada en la localidad de Petra.





Botella de naranjada Miret



Sifón Miret


Antigua etiqueta Miret


Referencias:
Archivo Histórico Municipal del Ayuntamiento de Palma. LA-6/23, LP-347/34 y LA-283/3.
Entrevista con Julián Puig Mojer realizada en la antigua fábrica del Polígono de Son Castelló.

4 comentarios:

  1. José M. Malleus.3/4/18 17:54

    Magnífico reportaje, Llorenç. No sabía que se había inaugurado enm 1868, el mismo año que tuvo lugar la Gloriosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias don José. Ahora que lo dice, yo tampoco había caido.

      Eliminar
  2. Sebastián Bauzá Ripoll3/4/18 18:42

    Una pasada como se aprende con ustedes

    ResponderEliminar
  3. Un reportaje estupendo del que lleva buenos recuerdos de una empresa de progreso durante muchos años.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Si quieres hacer algun comentario y no tienes cuenta de gmail, puedes hacerlo seleccionando en el perfil: "Anonimo".
Al final, puedes poner tu nombre si así lo deseas.

CAZADORES DE MOPIS

Publicado por Pep Cazadores de Mopis, preparados para salir a la caza de tan preciada especie. Ahora que va a empezar el buen tiem...