5 de abril de 2018

ESPERANDO EL BUQUE CORREO



Nada a cambiado en el puerto de Palma, antes eran la galeretas que esperaban a sus clientes y hoy son los taxis y autobuses, todo para el bienestar y la comodidad de los turistas, para que se lleven un buen recuerdo y que vuelvan, hoy tenemos varios grupos antituristas que lo que hacen es que no quieran volver, y el boca a boca hace mucho daño, por esto tenemos que cuidarlos son los que más ingresos dejan en la isla.

1 comentario:

  1. Las necesidades siguen y los tiempos cambian.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si quieres hacer algun comentario y no tienes cuenta de gmail, puedes hacerlo seleccionando en el perfil: "Anonimo".
Al final, puedes poner tu nombre si así lo deseas.

Josep Truyol, el primer cineasta mallorquín (1868-1949)

Por Lorenzo Miró. «Para retratos buenos y baratos, vaya a Truyol que los hace artísticos y con la cara alegre» . Así anunciaba Josep ...