17 de septiembre de 2018

El Plan General de Ordenacion Urbana de Palma de 1963


Este era el futuro previsto para Es Jonquet.


A principios de los años 60, la ciudad de Palma estaba cada vez más poblada, el turismo crecía imparable, gracias al Seiscientos se hizo más accesible la compra de un vehículo con el consecuente aumento del tráfico rodado.

La presión inmobiliaria para la que la estructura urbana, de la ciudad, derivada del Plan Alomar no estaba preparada. Para atender a las necesidades residenciales y a los objetivos de crecimiento turístico acuciantes el Ayuntamiento redacto el Plan General de Ordenación Urbana PGOU de 1963.

El plan, redactado por la oficina técnica del ayuntamiento, era altamente desarrollista. El sobredimensionamiento del crecimiento estaba presente en todo el documento del planeamiento. Se densificó el ensanche incrementando la altura de la edificación, se suprimieron áreas anteriormente calificadas como verdes y se extendió el suelo urbano a expensas del rústico.

En este suelo surgió un conjunto de barrios periféricos completamente segregados del continuo urbano, carente de equipamientos y muy deficientes en diseño urbano y construcción.

Un ejemplo de este despropósito, se expuso en la “Feria Balear de muestras, artesanía y turismo”, instalada en Sa Faixina del 21 de junio al 5 de julio de 1964.

Se trataba de la “ORDENACION DEL SECTOR DEL JONQUET” y este era el proyecto de dicho Plan:

Criterio de proyecto
El criterio seguido en la ordenación ha sido el de establecer unos volúmenes armónicos que presenten un interés panorámico, acompañados por edificación baja de carácter comercial. Se planea en el sector Este, una plaza abierta en cornisa, dispuesta en varias terrazas, a la que queda incorporado el conjunta, formado por los molinos, rodeado de edificaciones bajas para mantener la escala de éstos dentro de volúmenes limitados.
Ha sido igualmente preocupación de la Ordenación conseguir que la mayor parte de los bloques se desarrollen con alturas normales (cinco y siete plantas), planteando únicamente dos excepciones en los extremos este y oeste de la urbanización. Se ha procurado que todos ellos tengan visibilidad hacia el mar y soleamiento suficiente.

Viario
Desde un punto de vista urbanístico se ha planteado la rectificación de la calle San Magín a diez metros, de acuerdo con los planes vigentes, e igualmente se rectifica la avenida Argentina, en su entronque con el Paseo Marítimo, de acuerdo con el proyecto de la Junta de Obras del Puerto.
A efectos viarios, se proyecta una calle de veinte metros de anchura, paralela a la de San Magín, y que, adaptada a la topografía, permite desembocar en su extremo este en la avenida Argentina. Esta vía tiene la finalidad de provocar la única penetración dentro del sector para organizar en relación con la misma los necesarios aparcamientos, alguno de los cuales irán en sótano, debajo de las zonas comerciales, que ligan entre sí los diferentes bloques proyectados, para dar lugar a un área que representará unos 2.900 metros cuadrados, capaz para estacionar en ella 200 vehículos.
De esta forma la calle de San Magín continuará absorbiendo el paso de tráfico de la ciudad, sin que sea obstaculizada por la circulación interior del sector del Jonquet con sus áreas de aparcamiento.
Paralelamente a la vía proyectada de este a oeste del sector, se prevé un itinerario comercial que se iniciará en la calle de Monseñor Palmer, hasta terminar en la plaza abierta en relación con el barrio artesano que acompaña los molinos, logrando de esta manera encauzar la circulación de peatones autónomamente a la circulación rodada.
En tercer lugar se organiza, en relación con la cornisa, otra zona de peatones que permite el desarrollo al aire libre de establecimientos comerciales, acompañado de zonas arboladas para conseguir la contemplación del paisaje, e igualmente la plaza proyectada con sus amplias terrazas escalonadas se utilizará para este mismo fin. Esta plaza debe estar llamada a ser un gran centro de atracción turística y comercial, con enormes posibilidades de vida diurna y nocturna, por su favorable situación.

Zonas
Los elementos que componen el conjunto pueden diferenciarse en cinco: el primero es el que queda comprendido entre la calle de San Magín y la calle de circulación interior que da lugar a una serie de bloques, con fachadas a ambas calles, salvo la manzana situada al este, que se desarrolla con mayor profundidad. Esta disposición permitirá el que las edificaciones así situadas se puedan ir desarrollando con perfecta autonomía del resto, fijándole las alineaciones y alturas previstas.
El segundo elemento es el situado en el ángulo oeste, donde se dispone un bloque singular de dieciocho plantas, acompañado de un cuerpo más bajo de carácter comercial.
El tercer elemento lo forma la plaza abierta precedida por un edificio para espectáculos y acompañada en su lado este por un conjunto de edificaciones bajas con calles para peatones, destinado al desarrollo del comercio artesano y mantenimiento de los tres molinos.
El cuarto sector lo comprende el conjunto de bloque paralelo, cinco en primer término y siete en segundo término, acompañados del itinerario comercial con diferentes aberturas y con zonas de aparcamiento en el semisótano.
El quinto elemento lo constituyen las tres torres de dieciséis plantas, situadas al noroeste, como remate de toda la urbanización.

Jardinería
En la plaza abierta, en la cornisa, acompañando las zonas de aparcamiento y coincidiendo con las aberturas comerciales, así como en las explanadas existentes entre los tres bloques de altura, se dispondrá toda la jardinería y arbolado preciso para dar la impresión de abundamiento de verde que permita realzar y acompañar todos los bloques previstos; superficie ajardinada que representa, aproximadamente, más de un 20 por 100 del total.
Se hace la observación de que todo este sector del Jonquet está rodeado en todo su frente y al oeste por los jardines que hay en la ciudad.

Aprovechamientos
Metros cúbicos/metros cuadrados resultantes como promedio en todos los terrenos previstos, vienen a ser de diez, que se han dispuesto, repetimos, como la preocupación de lograr la suficiente diferenciación, predominando las alturas normales y bajas y siempre con concepto abierto, aprovechando las magníficas circunstancias de situación del sector para darle un carácter de centro comercial y residencial de lujo que la ciudad necesita, por encontrarse saturado lo que es actualmente el centro comercial del Borne y plaza de la Reina.
El resumen fundamental de las ideas que han conducido a la ordenación de la urbanización ha sido el siguiente:
- Disposición abierta y variada de los volúmenes.
- Que desde cualquier edificio pueda contemplarse el mar y con soleamiento suficiente para cada vivienda.
- Establecimiento diferenciado para las corrientes de tráfico de paso, de acceso y de aparcamiento y de peatones.
- Abrigar los molinos con edificación baja, de acuerdo con los volúmenes.
- Procurar la suficiente superficie de aparcamiento y zonas ajardinadas, rodeando estas últimas la edificación proyectada.
- Valorar muy especialmente, desde el punto de vista de la agrupación de volúmenes, la cornisa rematada en su extremo oeste con la plaza abierta en varias terrazas escalonadas.

Saneamiento
Se proyecta una red de saneamiento mixta de aguas negras y pluviales a conectar con el colector del Paseo Marítimo (actualmente en proyecto de inmediata realización) y el de la calle de San Magín.
Acompañamos plano general de saneamiento indicando arquetas registrables, pozos de registro, pozo para conexión con la recogida de pluviales, pozos de quebranto, etc.

Abastecimiento de agua
La captación de agua potable se realizará directamente de la red de la ciudad. Se calcula la sección de la tubería de acuerdo con un uso estimado en 200 litros habitante y día.

Alumbrado público y energía eléctrica
Se proyecta una gran central de transformación subterránea, de donde parten, subterráneas, las redes de distribución y alumbrado público.
Para el alumbrado público se aprovechan los forjados de cubrición de los pasos de peatones para situar los puntos de luz. En las zonas no cubiertas se sitúan faroles de columna de ocho metros de altura.”

Visto lo desproporcionada del Plan, diez años después, en 1973, se redacto un nuevo Plan General de Ordenación Urbana, pero esta vez a cargo de un urbanista de verdad, el conocido como “Plan Ribas Piera”.

6 de septiembre de 2018

Jartan's Club y la época dorada de las boites

Por Lorenzo Miró.

La fachada de Jartan's Club fotografiada en la Navidad de 1968 (Foto Torrelló)

El 2 de julio de 1965 se abría en Palma el Jartan's Club, proclamandose en su publicidad como "el primer y único music-hall de España" (un día antes, se había inaugurado otra sala mítica, "El Barco" en la Plaza Gomila de la cual ya hablaremos en otro momento).  Situada en la calle Son Dameto y en el emplazamiento de la antigua Sala Ibiza, Jartan's se inauguraría con el espectáculo de revista Fantasia Latina y el show de las orquestas Latin Combo y Arturo Fornés. La prensa no fue indiferente delante la aparición de esta nueva sala de fiestas. Al día siguiente el periodico Última Hora se hacía eco de la noticia con este articulo:

 "Ayer se abrió El Barco: hoy abre Jartan's. Dos nuevas pistas para bailar en la ciudad, dos locales flamantes para que la gente se divierta, beba champán, conozca la gracia del music-hall y este al corriente de los nuevos ritmos. Es la nueva industria local que progresa y se hace fuerte. De la misma forma que en Bilbao significaría mayor nivel la inauguración de un nuevo alto horno o en Logroño una nueva fábrica de pastillas de café con leche, en Palma ha de ocurrir algo similar ante la realidad de dos sucesos como los que comentamos, aparentemente frivolos, para algunos poco serios y para una mayoría productores de algo que no es de primera necesidad. Error de errores, desde luego. En lo de frívolo -nos guste o no- se apoya una columna importante de la industria isleña. De la misma forma que otras ciudades tienen fábricas de chorizos, aquí -con la misma honradez- tenemos complejos creadores de esparcimiento, de disipación si se quiere, alegría loca y algo inconsecuente. Pero es lo que nos ha tocado en el reparto de especialidades del país. Bien que nos va, y que sea por muchos años. Por todo esto, el hecho que de repente aparezcan dos nuevas pistas para bailar en dos esquinas ciudadanas ha de constituir algo que se mire con respeto e incluso con satisfacción. No es una tontería, no. Es el auge de nuestra capacidad de producción, es el progreso constante en la posibilidad de ofrecer nuestros productos".

 Barra de bar del Jartan's (Foto Casa Planas)

Jartan's buscó una programación variada con tal de atraer la atención del público joven. Por eso, comenzó a dejar de lado el dancing-hall y la revista para ofrecer concursos musicales como el trofeo Guitarra de Oro (julio-octubre de 1965) por donde pasaron algunas de las bandas mallorquinas más destacadas de su generación (Los runaways, Los Pops o Los Bohemios) así como alguna atracción internacional (los ingleses The Capitols, Candy Johnson & The Exciters, The Fabs, etc...). Posteriormente pasaron por sus escenarios Raphael, Nella Colombo, Los Watusi, Los Massot, Los Sirex, Peret, Duo Dinámico, Salome, Franciska, Los Juncales, Luis Aguilé, Carlos Acuña, Antoni Parera Fons, Los Brincos, Juan y Junior, Los 3 Sudamericanos, Valen, Rocío Jurado, Los Mustang, Los Javaloyas, Los Aguacates, Los Califas, Marifé de Triana, Les Surfs, José Guardiola, Massiel o Los 4 de Mallorca, entre otros artistas.


Sala y escenario del Jartan's (Foto Casa Planas)

La noche palmesana seguía dominada por Tito's y Tagomago, dos de las salas con mas potencia económica de la isla, pero Jartan's supo diferenciarse y ofrecer buenos artistas y espectáculos a lo largo de su historia.

(Bartomeu Canyelles Canyelles, 2012)



5 de agosto de 2018

Josep Truyol, el primer cineasta mallorquín (1868-1949)

Por Lorenzo Miró.




«Para retratos buenos y baratos, vaya a Truyol que los hace artísticos y con la cara alegre». Así anunciaba Josep Truyol su estudio de la calle Conquistador. Barcelona le acercó profesionalmente a la fotografía con su imparable curiosidad por las innovaciones técnicas. En su local creado hacia 1887 se convirtió en uno de los fotógrafos más conocidos de Palma y en el retratista de los acontecimientos históricos y sociales que se produjeron en la Isla.

Su interés por los avances técnicos le llevó junto al apotecario solleric Jaume Torrents a la Exposición Internacional de París en 1900. Allí descubrió el cine y decidió abrir un cinematógrafo a su regreso a la Isla. "El paso de la fotografía al cine era muy sencillo porque los lazos son muy fuertes. En Mallorca ya había habido proyecciones pero las que Truyol vio en París debieron de ser mucho más espectaculares", explica la licenciada en Historia del Arte y profesora asociada de la UIB, Catalina Aguiló.

Tres años más tarde, el mallorquín materializó su ilusión en el Cinematógrafo Truyol en S'Hort del Rei. "En 1899 ya había existido un pabellón de madera donde se proyectaban películas. Sin embargo el de Truyol fue el primer local dedicado exclusivamente al cine: ni ambulante ni con proyecciones ocasionales como los únicos que había hasta entonces", afirma Aguiló.

En el local cabían entre 500 y 600 personas con localidades que se dividían entre las de preferencia, a 15 céntimos, y las de público a 5. La programación se concretó en dos proyecciones diarias: la del vermut a las cuatro de la tarde y otra a las seis.

Sus propias fotografías eran lo primero que se proyectaba como vistas fijas. En la segunda parte llegaban las películas de las casas Pathé y Gaumont y luego los films americanos. "Aquellas primeras cintas se tenían que adquirir en propiedad porque aún no existía el sistema de alquiler. Eso hizo que muchos locales proyectaran siempre las mismas películas. Sin embargo Truyol se preocupó mucho por la renovación del repertorio", detalla la profesora. Los juegos de agua del Palacio de Versalles y las ferias y fiestas de Palma protagonizaron algunas proyecciones.

Josep Truyol buscaba siempre el mayor realismo y por eso acompañaba las películas con los efectos sonoros de una gramola. Conocida y polémica fue la proyección de un film científico, una cirugía, a la que invitó a la clase médica de la ciudad. El público no profesional abandonó la sala impresionado.

El comienzo de las sesiones continuas de cine en el vecino Teatro Lírico y el precio inferior de las localidades provocó la ruina y el cierre del Cinematógrafo Truyol en 1910.

El golpe que le supuso aquella clausura fue el inicio de la carrera cinematográfica de Truyol. Con su cámara y su gigantesco trípode recorrió toda la Isla para captar escenarios naturales y acontecimientos sociales en los que ya utilizaba el trucaje. "Jugaba con la doble exposición, multiplicaba la imagen y hacía que la película avanzara atrás y adelante. Eran trucos que heredó de la fotografía", explica Aguiló.

"Un familiar que había emigrado a Sudamérica le ilusionó con la idea de que sus películas pudieran exhibirse en Madrid y también en el extranjero. A la hora de la verdad no fue así", relata la profesora. Esta frustración se sumó a los problemas económicos que arrastraba desde el cinematógrafo. Truyol acabó por quemar todas las películas que había realizado, causa de que hoy quede tan poco de su producción. La única conservada y fechada es De Palma al puerto de Sóller (1913) donde filmó la llegada del tranvía al pueblo antes de su inauguración oficial. Para la simultaneidad de imágenes, por ejemplo, se tapaba la mitad del objetivo, se filmaba, luego se tapaba la otra mitad y se volvía a filmar.




Decepción tras decepción, Truyol pasó por todos los campos de la industria cinematográfica: productor, operador, empresario, director... Sus últimas cintas datan de 1919 mientras que su trabajo como fotógrafo continuó hasta finales de los 40. Se consumió entre el retrato de escenas familiares y sin ver su nombre escrito con neones.
Laura Jurado (Periodista de El Mundo)

5 de junio de 2018

Más fotos de Josefina Oliver en el año 1903

 
la izquierda, Josefina Oliver con sus primos, los hermanos Margarita y Juan Ripoll Oliver (1903)

          Quería empezar el segundo viaje o estancia en Mallorca de Josefina Oliver, pero Patricia Viaña desde Argentina nos envió varias fotos y yo pensaba que eran del año 1910, como salían bastantes fotos de vehículos sin matricular, nuestro experto Ferran Ramón nos dijo que esos vehículos que salen son de principio del siglo XX y anteriores al año 1910. Por esto suponemos que estas fotos están tomadas por Josefina en el viaje que realizó con su hermana Catalina y su cuñado Genaro.
            En las fotos que veremos a continuación, tengo que explicar que son únicas y veremos como se llegaba a la cima del Puig Mayor y al faro de Formentor con mulas, veremos a las campesinas mallorquinas con sus vestidos, en fín creo que no me voy a enredar y es mejor que las veais por vosotros mismos



Publicado por Sebas Bauzá, fotografías de Josefina Oliver enviadas por Patricia Viaña, que desde aquí quiero darle las gracias por dar a conocer el legado de Josefina en Mallorca.
















Plaza de Sóller, preciosa.










































































































Todo vale para salir a pasear
















Josefina y su tia Isabel Oliver, que luego fue su suegra. Atrás familiares con las cabezas cortadas




Josefina y su prima hermana Margarita Oliver Ripoll




Sentados Juan Ripoll, María Oliver de Ripoll, tía de Josefina, el del sillón Juan Ripoll Oliver y con las cabezas cortadas pero con los vestidos de la foto anterior, Josefina a la derecha y su prima Margarita a la izquierda.




Pedro Oliver Colomar, padre de Josefina, tenía dos hermanas: María a la izquierda e Isabel la de la derecha, que a la postre sería su suegra en el año 1907.



 


27 de mayo de 2018

Los 5 del Este. El pop mallorquín.

Por Lorenzo Miró.


El punto cardinal al que hace referencia el nombre del conjunto se refiere a la zona de Levante de la isla de Mallorca, pues en Cala Millor se formó este conjunto. En las islas no faltaba el trabajo para los músicos y los turistas demandaban música ligera de calidad y aportaban una renovación –a veces revolución- en las costumbres españolas. Junto a los primeros conjuntos insulares aparecen las primeras turistas en bikini y los primeros hoteles de lujo. Aquel turismo de sol y playa quería divertirse y en esa diversión la música era indispensable.


La primera formación de Los 5 del Este estuvo integrada por los hermanos Joan (fundador y alma del conjunto) y Toni Fons, Marti Gomila, Tomeu Oliver y Tony García. Debutaron el 8 de diciembre de 1962 en el Hotel Sabina, donde les contrataron para la siguiente temporada. En 1964 les llega su primera oportunidad discográfica con “Sa Ximbomba / Más / Ahora te Puedes Marchar / Mary Isabel” (Regal, 1964), un EP que contenía como número principal la adaptación beat de una canción tradicional balear. A finales de ese año ingresa en el grupo Pep Alba, cantante y guitarrista que poco a poco iria ganando presencia en el grupo, tomando el puesto de director del mismo durante muchos años. Enseguida vendría su primer éxito importante con “Pepe Será Papá” (Odeón, 1965) contenida en un EP junto a adaptaciones de Beatles y Rolling Stones. Esta cancioncilla graciosa fue también grabada por Los Quando's, Renata, Los Brisks y otros, pero esta versión fue la que alcanzó mayor notoriedad con diferencia. A continuación llegará, “Noche de Verano” (Regal, 1965) que fue seguramente su disco más conocido. De todos modos, Los 5 del Este fueron un grupo eminentemente local que triunfó en Mallorca donde contaba con infinidad de seguidores, pero con poca repercusión en el resto del país, a pesar de que editaba discos con regularidad que se vendían sobre todo en las Baleares.  Esta costumbre se rompe relativamente con la edición de su versión de “Submarino Amarillo” (Odeón, 1966) que obtiene buenas ventas nacionales, a pesar de tener que lidiar con la versión original y la más vendida de todas, que fue la de Los Mustang. En este disco aparece “Protestando” el primer tema de composición propia.


En la sala de grabación de Abbey Road Studios, en Londres.

Nos vienen a la memoria sus actuaciones en los famosos festivales del Teatro Lírico de Palma, en la mayoría de las verbenas, discotecas y salas de fiesta de esta ciudad y de los pueblos y teatros de la isla. Igualmente aparecieron, y en algunos casos actuaron, en los conocidos programas de radio de Miguel Soler, Miquel Vives, Alejandro Vidal... También en el de Alberto Oliveras, "Ustedes son Formidables", y en "Operación Plus Ultra" que dirigía Joaquín Peláez, así como en las principales emisoras de Cataluña, Madrid, Bilbao y de todo el Estado español e incluso en diferentes países europeos. Aparecieron en los programas de TVE de José María Iñigo, José Luis Barcelona, Boby Deglané y de los realizadores Martín Maqueda, José Mallorquí y Julio Herrero, entre muchos otros. Incluso en la BBC  inglesa y la ZDF alemana. Tuvieron especial eco en los medios de información escritos, en revistas especializadas de música y periódicos o diarios de Baleares, del resto del Estado y del extranjero.

Los 5 del Este actuaban prácticamente todos los días del año y esa experiencia forzada les daba un muy buen sonido y un dominio escénico importante. Son requeridos en 1966 para telonear a The Animals en su actuación en la verbena del Paseo Marítimo de Palma. Un mes después, el 17 de julio de ese año, forman parte del supercartel de un festival en la plaza de toros de Palma con The Kinks como estrellas, más los mejores grupos isleños del momento: Los 5 del Este, The Four Winds and Dito, Beta Quartet y Grupo 15. El repertorio de Los 5 del Este se basaba en covers de grupos mayoritariamente británicos: Herman's Hermits, The Beatles, The Hollies, etc... más otros menos conocidos, pero muy apreciados por los turistas, como los suecos The Lollipops. También por imperativos turísticos, grabaron algunas adaptaciones de temas eminentemente cañís.



Inauguran 1968 con “Vivir para Vivir” (Odeón, 1968) y una curiosa versión de “No He Visto a Enrique VIII” (Odeón, 1968) de Herman´s Hermits, que en esos momentos es casi su grupo de cabecera. En esos años finales de la década abren sus horizontes y actúan en Bilbao, Barcelona, Madrid y otras ciudades españolas y siguen editando discos. A veces aparecieron con la etiqueta Odeón y otras Regal. Es lo mismo, ambas eran divisiones de EMI y en realidad eran sellos de la misma matriz discográfica. Participan en el Festival de Mallorca con “Luz Verde” (Ódeón, 1968). En 1969 se produce algún cambio en el grupo y entra Miquel Pieras. Al año siguiente, Los 5 del Este harían una gira europea actuando en Birminghan, Leicester y en otras ciudades inglesas y alemanas. Actúan también en las televisiones de esos países y Portugal, donde no eran del todo desconocidos, pues muchos turistas volvían con sus discos en la maleta. Se edita entre tanto el LP: “Los 5 del Este” (Regal, 1969) que recoge las canciones aparecidas en formato pequeño en años anteriores. Ya existía otro long play de igual título y tirada escasa editado en 1967, que tampoco aportaba novedades a su discografía y que venía dedicado a un mercado turístico con mayor poder adquisitivo y que no se vio por la península.

En los 70, hubo nuevos cambios en el grupo: Rafael Cortés, Fernando Escrivá, Miquel Pascual. El grupo derivó hacia un repertorio melódico con versiones de Roberto Carlos, Juan Pardo, etc... Perdieron en buena medida esa chispa "beat" que les caracterizó durante toda la década anterior y decrecerán sus ventas. Algunos singles destacables de estos años serán la versión de los americanos Steam, “Na Na Na Hey Hey, Adiós” (Odeón, 1970), "Lulú" (Odeón, 1973), pero en general son canciones pachangueras de escasa calidad. Por esos años entrará en el grupo Xisca Llull, la única mujer de su historia. Convertidos prácticamente en orquesta de baile y dirigidos por Pep Alba, Los 5 del Este aún seguirían grabando y actuando esporádicamente hasta 1987; es decir justo 25 años después de su fundación. Sus últimos discos ya para un mercado muy reducido serán una versión de Micky: “Bye Bye Fraulein” (Odeón, 1976) y “¿Qué te Pasa, Amor? / Magic” (Blau, 1984). En los últimos diez años de existencia, otros músicos baleares pasaron por el grupo: Fernando Blanco, Tomeu Nicolau, Jordi Llagostera, Javier Sánchez y Xavier Oliver.


Los 5 del Este fueron unos obreros de la música que desarrollaron básicamente su carrera en Mallorca y que a la fuerza, debieron adaptarse a las modas y exigencias del momento y a las presiones discográficas. Su mejor momento hay que buscarlo entre los años 65 y 68 en los que estuvieron a la altura de los mejores. Posteriormente cayeron en una música "nutricial" de poco lustre, pero que les permitió vivir de su profesionalidad durante muchos años. Serán recordados como un conjunto que sabía transmitir alegría en todas sus actuaciones y que llegó a ser muy popular, posiblemente, por el equilibrio entre la buena música y la comercialidad. Los 5 del Este dejaron de actuar la temporada de 1987, aunque algunos miembros se han vuelto a reunir para algunas actuaciones puntuales.


Actuando en el programa Estudio Abierto, de José María Iñigo.


En el año 2017, Pep Alba uno de los integrantes del grupo, escribió Los 5 del Este. Història d'un grup i d'una época , un libro editado por el Ajuntament de Son Servera que recoge toda aquella historia.

También podéis encontrar a Los 5 del Este, en Spotify, con todas sus canciones.

DISCOGRAFÍA (no están todos sus discos):

Sa Ximbomba, su primer disco (1964)

Ole la Yenka (1965)

Submarino amarillo (1966)

Na Catalina de Plassa (1967)

Luz verde (1968)

Julio (1969)

Pepita y Juanita (1970)

Salud, Amor y Pesetas (1971)

SHIBIRIBIRIBIU (1972)

Lulu (1973) con Xisca Llull
La distancia (1974)

Bye, bye fraulein (1976)

En 2017 publicaron un doble CD que incluían los primeros temas de la banda, un total de 43 temas que acompañaron a toda una generación. Incluido un libreto con amplia información.






El Plan General de Ordenacion Urbana de Palma de 1963

Este era el futuro previsto para Es Jonquet. A principios de los años 60, la ciudad de Palma estaba cada vez más poblada, el ...