7 de mayo de 2011

Historia de Palma(1): La ciudad romana

Quinto Cecilio Metelo "El baleárico"
 Entre los siglos III y II a.C., el Mediterráneo occidental se vio dominado por una de las mayores potencias militares y económicas de toda la historia: la República Romana. Durante la II Guerra Púnica (218-201 a.C.), y sobre todo una vez finalizada ésta, las Illes Balears y las Pitiüses, en otros tiempos bajo el control púnico, empezaron a entrar de lleno en la órbita romana. Este proceso de acercamiento hacia el mundo romano tuvo un momento clave en el año 123 a.C., cuando Roma, con el argumento de querer eliminar la piratería que se refugiaba en dichas islas, acometió la conquista militar de las Baleares. Pese a que las fuentes nos hablan de ciertos enfrentamientos, las huestes comandadas por Quinto Cecilio Metelo no tardaron demasiado en dominar todo el archipiélago. Además, todo apunta a que cierta parte de la población no ofreció resistencia.
Debemos tener en cuenta que no todas las ciudades que iban fundando los romanos eran iguales ni desde el punto de vista administrativo, ni del jurídico. Con la progresiva e imparable conquista de territorios, Roma iba estableciendo diferentes relaciones con los habitantes y territorios incorporados. Los habitantes de Roma disfrutaron desde los primeros momentos de todos los derechos (derecho romano), a los cuales podían aspirar los ciudadanos. Al principio se fundaron ciudades dentro de Italia, las cuales disfrutaban del derecho romano y se dividían en dos categorías: municipios y colonias. Los primeros tenían una constitución y magistrados propios; las colonias se fundaban para descongestionar Roma y éstas se concedían a ciudadanos romanos bajo una forma legal determinada. Más adelante, el Imperio se fue expandiendo y se comenzaron a fundar colonias y municipios fuera de Italia. Los habitantes de estas colonias disfrutaban del derecho romano. Los municipios, en cambio, podían ser de derecho romano o de derecho latino. Ambos tenían su origen en una concesión de la administración romana a ciudades indígenas. La diferencia estaba en que los de derecho latino no gozaban de los mismos derechos que los del romano; Roma les concedía una constitución donde se regulaban y estipulaban sus derechos, el más importante de los cuales era el de la concesión de ciudadanía a los magistrados, que se transmitía a sus descendientes.
A medida que Roma se fue debilitando y perdiendo poder a partir del siglo III d.C., el Imperio fue concediendo el derecho romano a todas las ciudades. No ha sido hasta bien entrado el siglo XX, cuando se ha podido comprobar que la Palma romana se encuentra en el solar de la actual capital balear. Hasta entonces, diversos autores fueron planteando que se encontraba en Santanyí, en la zona de Sa Carrotja, dado que allí se encontraron numerosos hallazgos de época romana, entre ellos, lápidas funerarias, construcciones, cerámicas y monedas. En cambio, los hallazgos arqueológicos efectuados durante la segunda mitad del siglo XX  -a raíz de obras públicas, reformas de edificios actuales o prospecciones como las realizadas en el subsuelo de la Catedral y del Palacio Episcopal-  han permitido comprobar que la Palma romana se encontraba en el mismo sitio que la Palma actual. Muchas veces las fundaciones urbanas romanas se situaban cerca de importantes poblados indígenas precedentes. Esto es lo que parece que aconteció con Palma y el asentamiento de Son Oms, el poblado prehistórico más grande jamas documentado en Mallorca, miserablemente destruido por el estado español en la década de 1970 para la ampliación de las pistas del aeropuerto. Con tal acción se enterraban bajo toneladas de asfalto un bien patrimonial que jamas se volvera a recuperar.

Lo que queda del poblado talayotico de Son Oms
En cambio la destrucción casi sistemática de gran parte de lo poco que nos quedaba de la Palma antigua ha sido mucho más reciente. Respecto a esta destrucción, el caso mejor documentado ha sido el barrio de la Calatrava, en el lugar donde se encontró, entre muchas otras cosas, una preciosa cantera de época tardorrepublicana con epigrafía, una necrópolis de los años próximos al cambio de era, y unas habitaciones seguramente destinadas a almacenes o tal vez un mercado de época bajo imperial. En cambio, el caso peor documentado ha sido el del aparcamiento de la avenida Antoni Maura, lugar donde se encontraba el puerto romano de la ciudad. Allí se padeció el atentado al patrimonio arqueológico mallorquín más grave de las últimas tres décadas, con el agravante de que fue promovido por la propia (!) administración local. Tenemos que tener en cuenta que muchos de los vestigios de la ciudad romana de Palma no se conservan o están sepultados bajo otras construcciones posteriores, por lo que es difícil trazar e identificar los elementos y los límites de ésta.

Primero, empezare citando los restos de la ciudad antigua que hoy en día no podemos contemplar, pero que han sido documentadas mediante excavaciones, que posteriormente se han vuelto a cubrir. No ha sido hasta bien entrado el pasado siglo, cuando se ha podido comprobar que la "Palmaria" romana fundada por Quinto Cecilio Metelo en el 123 aC, se encuentra en el solar de la actual capital balear. Contamos con varios ejemplos donde las excavaciones arqueológicas efectuadas permitieron documentar estructuras, sobre todo de época romana, que posteriormente volvieron a ser cubiertas.
Restos de la muralla romana en una casa de la calle Morey
 Uno de estos casos corresponde a la excavación realizada en el interior de la catedral, donde se halló el que debe ser el muro documentado más antiguo de la ciudad (anterior a 50 a.C.) y dos habitaciones, una con un sistema de hipocausto para calentar dicho ámbito, que parecen corresponder a unas termas de época altoimperial. Justo al norte del ábsidedocumentaron importantes estructuras monumentales, entre ellas, el podium de un posible templo. Finalmente en los sótanos del actual museo Diocesano, se encontraron varios grandes lienzos muy bien conservados de las murallas de la ciudad antigua. Desgraciadamente, nada de lo expuesto hasta ahora se puede visitar. Sin que por el momento pueda confirmarse rotundamente esta hipótesis, recientes estudios de carácter urbanístico, geométrico y arquitectónico permiten plantear si la Palma romana contó con un teatro situado en la zona portuaria, al inicio del Passeig des Born, en la manzana comprendida entre las calles Jovellanos, Pelaires y Plaza Juan Carlos I. Concretamente la orientación y las características de un conjunto de paredes medianeras entre edificios que a vista de pájaro conforman una estructura de forma radial  -que recuerda a edificios públicos de otras ciudades bajo el influjo de Roma, total o parcialmente destruidos, cuyos cimientos y muros portantes fueron posteriormente reutilizados para edificar viviendas, quedando el rastro fósil de la estructura inicial incrustado en los actuales edificios-  así como la presencia de un patio mancomunado que mantiene la forma semicircular característica de la orchestra de un teatro romano. La posibilidad de que dichas estructuras correspondan a un teatro romano se apoya además en los criterios marcados por el arquitecto Vitrubio, quién estableció que las ciudades marítimas debían construir este tipo de edificios públicos junto al puerto.
Restos de un edificio romano en los sótanos del  Estudio General Luliano

 El foro en las ciudades romanas era su centro neurálgico. Allí se encontraban las principales instituciones cívicas de la urbe: el templo o templos, para rendir culto a los dioses y al emperador; la basílica, con las funciones de tribunal de justicia y comercial; el comitium, formado por el Senado, con funciones electorales y legislativas; el tesoro; el archivo; y las curias (funciones legislativas). A día de hoy parece muy probable que el foro de Palma debió de estar en la parte más alta de la ciudad, justo detrás de la actual Catedral. Esto lo sabemos sobre todo gracias al estudio de la trama urbana fosilizada en las actuales calles del centro de Palma, al hallazgo de los restos de una edificación monumental encontrada en el Estudi General Luliano, a las edificaciones ya expuestas al norte del ábside de la catedral, y a la calle con plintos para estatuas documentados en las dependencias anexas también al lado norte de la Catedral. Las calles que rodean el edificio del Estudi General formaban parte de la trama urbana romana, estructurada rígidamente en cuadrícula. La calle de Sant Roc, de clara orientación norte-sur, sería heredera del cardo máximo romano, mientras que la calle Estudi General ocuparía el lugar del decumano mayor, orientado de este a oeste. La intersección de ambas calles determinaría igualmente la ubicación del foro. Paralelas a éstas, discurrían las calles secundarias que reforzaban esta trama urbana de tendencia ortogonal.
En siglos posteriores, los vándalos invadieron Mallorca en el 425 dC. Se sabe que arrasaron Pollentía, pero se ignora si sucedió lo mismo con Palma. Entre esta fecha  y la conquista islámica la información histórica es muy escasa. Como en el resto de la isla, Palma estuvo en manos de los vándalos (-455-534 dC) y de los bizantinos a partir de 535 dC. aunque a partir del siglo VII ya no existe ninguna referencia documental de que los bizantinos siguieran en la isla. Se cree que poco a poco,  la isla fue sufriendo un proceso de despoblamiento que no acabaría hasta la llegada de los musulmanes en el 902 dC.
Situación de los recintos de la Palma romana
Bibliografía:
Mateu Riera y Margalida Castells: Las Islas Baleares en la Antiguedad.
Continuará próximamente con: La Ciudad Musulmana.

24 comentarios:

  1. Monsieur, estos vandalos siempre arrasando. No sabía que hubieran llegado hasta Mallorca. Menos mal que no se quedaron mucho tiempo.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Veo que madame, tan refinada, no le ha hecho mucha gracia el paso de estos pueblos tan bárbaros. Pero así se hizo la historia. No pienso perderme esta colección de artículos sobre la historia de Palma. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Madame... Empezando por los fenicios, todos quisieron invadir estas islas, punto intermedio en un Mediterraneo lleno de dispares culturas...

    ResponderEliminar
  4. Me encanta. ¿Te puedes creer que de pequeña me dormían con las historias de Quinto Cecilio Metelo? Nada de princesas, así he salido...

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias don Paco por sus amables palabras. La historia de ésta ciudad da para al menos media docena de entradas, por lo tanto ire intercalandolas con otras historias diferentes.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  6. @ Georgina: Curioso si. Espero que solo se quédaran en las historias de Quinto Cecilio Metelo y que no continuaran con su vasta familia, todavia le estarían leyendo...
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  7. Que siempre se ha ido contruyendo sobre las ruinas de lo que otros antes hicieron es sabido, pero, ahora que nos preciamos de admirar y conservar el pasado, otros "vándalos" especuladores y urbanizadores consiguen tapar para siempre (siempre es mucho decir) las señales de lo que fuimos, aunque también pienso que hay que ser selectivos. No todo lo que aparece, por ser antiguo, es digno de conservación. Un saludo, Lorenzo.

    ResponderEliminar
  8. Yo tampoco pienso perderme la historia de Mallorca, además me resulta muy interesante.
    Lorenzo con respecto a la foto de Barcelona, no me molesta lo que me has comentado, al reves, creo que tienes toda la razón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. @ Desde la terraza: Razon támpoco le falta, aunque hay que reconocer que cualquier nimiedad de ahora con el paso de 2000 años -por ejemplo- se convierte en un tesoro.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  10. @ Ana Manotas: Me alegra que decida seguir estos articulos Ana.
    Respecto a la ultima entrada de su blog, los muchos puntos positivos de esa foto tapan completamente el pequeño fallo de encuadre que se ve, cuando uno ya ha hecho la foto.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  11. Estas islas siempre han sido y lo son en la actualidad muy apetecibles. Excelente entrada.ç
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Estas,tus islas, fueron el punto de encuentro de numerosas culturas, ya incluso anteriores a los romanos, y aunque aún existan múltiples referencias en la Península, tus islas fueron mucho más.
    Sois HISTORIA...

    ResponderEliminar
  13. Objeto del deseo son nuestas queridas islas. Antes y ahora, la historia se repite ...

    ResponderEliminar
  14. Felicidades por el blog, intentaré corregir lo que me amablemente me indicabas, saludos!

    ResponderEliminar
  15. ¡Cuánto impone todo lo que viene de Roma!.

    Estupenda entrada don Lorenzo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por su visita y comentario, Antorelo

    ResponderEliminar
  17. Asi es Don Javier, hubo otras culturas anteriores, aunque me pareció que empezar por los romanos era irse bastante atras ya en el tiempo...
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  18. Asi es Cata, querida paisana. Conseguimos hace algun tiempo driblar la conquista alemana y ahora debemos de luchar contra la conquista china...
    Es broma..
    Gracias por su visita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la actual mas que de los Alpes, viene de nuestros pirineos. un saludo

      Eliminar
  19. Gracias por su visita y comentario don Jesús.
    Le sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  20. Asi es Retablo...Durante siglos Roma conquisto y culturizo todo el Mediterraneo y más alla. Es un gran legado que han dejado en muchisimos lugares.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  21. Hola Lorenzo,me paso a contestarte y conocer tu blog,es un buen blog y cierto el diseño es una plantilla muy usada entre los hombres que siemrpe acaban aburriendo, asique entiendo que cambies el color con normalidad.Yo si quieres puedo hacerte el diseño de un fondo con las imagenes que te gusten y cambiarte la plantilla que tienes por un fondo a tu gusto pero eso tiene un coste si quieres lo hablamos por msn o bien me agregas o me mandas un correo que no sé porque antes te dio error, intentalo otra vez si no me dejas un mensaje en el blog y a ver como podemos hacer.

    Un placer conocerte.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Lorenzo, no sé qué ha pasado con esa entrada. Lo que sí puedo decirte es que yo no la hes puesto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. la historia de palma de majorca, pues porque mi madre es ahi me gustaria algun dia visitarla

    ResponderEliminar

Si quieres hacer algun comentario y no tienes cuenta de gmail, puedes hacerlo seleccionando en el perfil: "Anonimo".
Al final, puedes poner tu nombre si así lo deseas.