22 de abril de 2011

Miscelánea fotográfica y comparativa Nº 2


Principios del siglo XX. Con la demolición de las murallas y el recubrimiento del foso se dio paso a un nuevo ensanche. Al fondo la Plaza de Juanot Colom (posteriormente Pza. de España) y en primer termino lo que sería en el futuro las Avenidas de Palma. Solo niños corretean en las calles.
El trazado de las Avenidas son la circunvalación de la antigua linea de murallas que envolvía la ciudad en la antiguedad.

***
  
+ - Año 1930.  Una vista de la calle San Cristóbal en el Arenal.
La misma ochenta años después...

***

+- 1910.  Una hilera de molinos harineros -ya en desuso- en el Camino de Son Rapinya, en las afueras del barrio de Santa Catalina, ahora conocida como calle Industria.
Afortunadamente han llegado hasta nosotros tres de la casí docena de molinos que hubo en aquel lugar. Ahora están reconvertidos en cafeterías y pizzerías.

***

El comienzo de lo que era la carretera que llevaba a Inca con els Hostals Nous y sus porticadas...

 Desde el punto de vista contrario... 

+ - 1925. Llegando a la ciudad una larga hilera de columnas y bajo ellas las conocidas como "els Hostals Nous" o "ses Enramades Novas". Este era el lugar de parada y fonda para los payeses que venían del interior con sus carros a Palma a traer sus productos a los mercados de la zona. Al fondo se ve el edificio de Can Maneu con su singular torre de estilo arabesco, diseñado por el arquitecto Gaspar Bennazar.


En la actualidad aquella carretera a Inca es la calle Aragon. Es una de las mas transitadas de Palma con un gran trafico rodado.
 
***

+ - Año 1930. Fotografía del antiguo mollet del Arenal con las casas de veraneo al fondo.
Hoy es zona de recreo y playa, a la derecha y fuera de la fotografía se encuentra el Club Náutico del Arenal.

***

+- 1950.  La calle Colon y al fondo de ella el Ayuntamiento. A la derecha el edificio de "Can Forteza Rey" y los almacenes "El Aguila".
Pocos cambios ha tenido esta calle, si acaso la desaparición de los tranvías y del comercio autóctono a favor de uno más heterogeneo y turístico.

***

El ayuntamiento de Palma. Su construcción se inicio en 1649 y no se llegaría a terminar hasta el año 1680 con la colocación del gran alero de madera.
 
En la actualidad. Proximamente publicaré una entrada con la historia de este magnifico edificio que es larga y extensa en el tiempo.



20 comentarios:

  1. Impresionantes imágenes. La esencia, aunque parezca increíble, sigue siendo la misma...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo cambia una ciudad en un siglo! ¿Cómo estará Mallorca en un par de ellos? Me temo que no la reconocerá ni su madre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo dejó mi nombre bloguero y el enlace de mi blog. No deseo ocultarme.

    Adoro la fotografía y los contrastes que genera el paso del tiempo. Ha sido todo un placer visitar tu bitácora y, concretamente, esta serie de imágenes de ayer y de hoy.

    Recibe un cordial saludo desde Andalucía.

    ResponderEliminar
  4. Una comparativa estupenda, me roprende y me interesa. Siento nostalgia al ver algunos rincones tan cambiados, pero los tiempos corren y yo con ellos, no puedo dejar de caminar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Lo que cambia la fisonomía de una ciudad en sólo un siglo; me ha llamado la atención esa avenida con el gran pórtico columnado para refugiarse los campesinos con sus carros y ahora es una gran avenida llena de edificios modernos y locales comerciales de los más consumistas. Genial esta idea del ayer y hoy de la ciudad. Saludos, Lorenzo.

    ResponderEliminar
  6. Como cambian las ciudades con el paso de tiempo es increible.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El Ayuntamiento es monumental. Buen ejemplo de lo que en el siglo XVII, todavía, representaba el poder municipal. Esos aleros de madera creo que también son frecuentes en la arquitectura palaciega aragonesa.

    Los hostals debieron conocer un enorme trasiego de arrieros, carreteros y demás gente de viaje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Son inevitables los cambios, pero ello no debería suponer la pérdida de ciertos elementos que hubiera valido la pena conservar, pero claro, el negocio… Afortunadamente, aunque sea como restaurantes, se han salvado algunos molinos, no así los porches de la calle Aragón. Hoy, aunque se hubiera construido detrás o encima, sería un lugar de paseo muy agradable, casi todos los paseos porticados lo son. Me ha gustado dar este doble paseo, en el tiempo, por tu ciudad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Les habia contestado en particular a cada uno de los ocho que amablemente me habian hecho un comentario, en una sola entrada.
    Cual ha sido mi sorpresa que al darle a publicar el comentario, el programa bloguer me ha puesto que no se podia publicar, echandome atras y perdiendo todos los comentarios que había hecho.

    Por lo tanto, gracias a todos por su visita y sus comentarios. Nos leemos en sus blogs.

    ResponderEliminar
  10. Nos hemos leido la mente, je,je,..
    Precisamente, estaba rematando una entrada que suelo hacer sobre el antes y el después de calles y edificios. El caso es que me han llamado la atención, como siempre que ocurre en estos casos, en los que la picota urbanística ayuda, y en otros casos, destruye elementos básicos culturales de una ciudad, y en otras los protege demasiado.
    Has tomado muy bien el punto de vista de los anteriores fotógrafos. Muy buena la entrada.
    Saludos manchegos¡¡

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita y comentario.

    Me ha gustado mucho tu blog es un autentico canto a Mallorca, me encantas estos reportajes en los que se muestran como una ciudad va evolucionando en el tiempo, como van cambiando las cosas y las personas, para mi es una experiencia maravillosa y tu reportaje lo es.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El progreso es inexorable. Cómo cambian los sitios. Aunque algunos no tanto, tal como se aprecia en la foto. me gusta ver calles que parecen casi intactas desde el siglo XIX.

    Fin de las vacaciones para mí, monsieur. Espero que las suyas hayan dado mucho de sí.

    Feliz domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
  13. @ Javier Peralta: Razon tiene en que a veces se desprotegen ciertos elementos por oscuras intenciones -que las hay- politicas. Y en otras todo lo contrario. El resultado es lo que va a llegar al final a nuestros bisnietos.
    Y la idea es esa Don Javier, fotografiar desde el mismo punto y lugar que la fotografía antigua, cosa no siempre posible ya que a lo mejor nos han plantado un edificio de seis alturas en ese sitio.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  14. @ iglesiasoviedo: Gracias por sus palabras amigo. Es una sección la de comparativas que veo que gusta y que voy a ir repitiendo de vez en cuando.
    Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  15. @ La Dame Masquée: Si le gustan las calles antiguas en el casco viejo todavia hay algunas, ya se las ire poniendo. Y las vacaciones me han dado el "dolce far niente" ya esperado y deseado.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  16. Excelente, amigo. Excelente.

    Tu blog es magnìfico. Te sigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Algunos cambios radicales luego de tantos años.

    Las cosas han ido para arriba al parecer.

    ResponderEliminar
  18. @ El Gaucho Santillan: Gracias por su visita y comentario. Yo tambien le sigo a usted con mucho gusto.

    ResponderEliminar
  19. @ Bichicome: Así es amigo, radicales cambios da el paso del tiempo. Y sí, donde antes había una casa y jardin ahora hay en edificio de tropecientas alturas.

    Gracias por su visita y comentario.

    ResponderEliminar
  20. Vengo de un blog que compartimos. Magnífico este tu administras: te sigo. Te dejo el mío Tijerasdepapel, por si quieres echarle un vistazo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si quieres hacer algun comentario y no tienes cuenta de gmail, puedes hacerlo seleccionando en el perfil: "Anonimo".
Al final, puedes poner tu nombre si así lo deseas.

Fotógrafo Pere Mascaró

Autoretrato Pere Mascaró Castelló -más conocido como «Mestre Pere d’es Retratos», «Es Retratista Mascaró» o simplemente por el ...